INMIGRANTES EN LANCHAS – CORAJE Y NUEVOS COMIENZOS

Mai_Nguyen¿Qué es la grandeza? Quizás lo entienda mejor si primero describimos lo que no es. No es fama. No es un puesto de poder. No es que tu nombre aparezca en la portada de un bestseller o en un sitio web popular. Decididamente, Mai Nguyen y su familia no eran nada de eso. La grandeza que inspiraron estuvo siempre marcada por la modestia y el sacrificio.

Todos los inmigrantes tienen historias memorables. Algunas son más dramáticas que otras. Algunos cuentan su historia con facilidad. A otros tienes que sonsacársela. Balseros, o inmigrantes en lanchas, se refiere a los terribles viajes hechos por miles de personas que huyeron tras la caída de Saigón.

En 1975, una familia compuesta por los padres, sus tres hijos y una abuela, escaparon de Vietnam. Dejaron todo atrás, incluyendo a sus familiares y su hogar, en un barco mercante, bajo el fuego de soldados que blandían armas semiautomáticas. Rezaban por que pudieran evadir las patrullas costeras del Norte de Vietnam y salir a mar abierto.

Con la suerte de su parte, llegaron a la isla de Guam y esperaron muchas semanas a que alguien les patrocinara desde Canadá. Pasaron meses, y finalmente llegaron buenas noticias para la familia. Por aquel entonces, sólo hablaban vietnamita, y no tenían conocimientos de inglés o francés. Obviamente hicieron un tremendo sacrificio personal cuando salieron de Vietnam, con el nuevo reto por delante de adaptarse a un nuevo país y encontrar el modo de ganarse la vida.
Tras luchar para encontrar un trabajo más estable, la Sra. Thi Mui Ngo entró en Rideau, recomendada por un amigo, y acabó trabajando con nosotros durante 21 años en nuestro departamento de fabricación. El Sr. Van Ngu Ngo, capitán de barco en Vietnam, encontró el valor de volver a hacer sus estudios para obtener el certificado que necesitaba para tripular un barco mercante en Canadá. Trabajó como capitán durante casi 15 años en Montreal y cuando se retiró, se unió a su mujer en Rideau, donde trabajó unos 5 años.

Mai Nguyen, una de sus hijas, obtuvo un título en Finanzas en la Universidad de Quebec en Montreal. Empezó con unas prácticas en el departamento de contaduría de Rideau en 1988. Con el transcurso de los años, la determinación de Mai, que heredó probablemente de sus padres, así como su talento, le permitió ir ascendiendo en Rideau. Hoy en día es la Vicepresidenta de Mejora y Capacitación Continua.

Hace treinta y seis años, la familia Nguyen estaba literalmente luchando por sobrevivir. Lo habían perdido todo pero seguían teniendo la esperanza y determinación de comenzar de nuevo. Mai y su familia mostraron un gran coraje y perseverancia para comenzar una nueva vida en Canadá. Su familia ha encontrado paz y seguridad. Ya no habrá más luchas ni soldados persiguiéndoles en la noche.

Trabajar con familias de refugiados es una oportunidad de construir un pequeño puente a otro país. Quizás nunca visitemos estas naciones, pero a través de nuestros esfuerzos por ayudar a estas familias, hemos aprendido mucho sobre sus vidas y culturas. Al fin y al cabo, a pesar de nuestras innumerables diferencias, todos somos seres humanos.

Todos buscamos las mismas cosas en la vida: seguridad, amor y felicidad para nuestros hijos y nosotros mismos. La familia Nguyen se enfrentó a estos desafíos con valor y fortaleza. ¡Se han ganado nuestro más hondo respeto!

Grandes personas inspiran grandeza. ¡Sólo la grandeza del humilde servicio inspira a generación tras generación!

Recent Posts